Menú General

Club Amigos Centro Juvenil Salesiano Huesca | Fiesta de la Inmaculada
425
single,single-post,postid-425,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
 

Fiesta de la Inmaculada

15319187_228827884189468_6781037198766264164_n

Fiesta de la Inmaculada

34 Aniversario del Club Amigos

Un sábado más hemos ido llegando al Club, los monitores antes, para organizar las cosas y que todo estuviera “en orden”, como nos gusta, preparado para los chicos y chicas que han ido llegando después, de poquito a poquito, pero llenando todo con esa alegría abrumadora que todo lo invade.

Todos llegamos con un espíritu especial. Bueno, especial especial… siempre es especial, porque el sábado por la tarde es esa parte de la semana que esperamos con ilusión para juntarnos.

Pero este sábado sí ha sido especial, de verdad, porque estábamos de celebración.

Y la celebración tenía un montón de cosas : torneos de ping pong, futbolín, baloncesto, futbol, talleres navideños, juego libre … DIVERSIÓN, así, con mayúsculas. Y más cosas de esas que hay que escribir con mayúsculas: ALEGRÍA de todos, COMPROMISO  de los monitores, del coro (durante la siempre original misa de Josan), de los chicos y chicas, SAN JUAN BOSCO, el espíritu de la fiesta. De esta fiesta ESPECIAL. Pero como ya os he dicho todos los sábados son especiales. Será porque ese espíritu de San Juan Bosco está presente un sábado sí y otro también, todos los sábados desde hace 34 años.

15420772_228827990856124_9084096019645733309_n

La fiesta no terminó aquí, alguna ley Salesiana debe de dictar “misa y mesa”. Se palpaba la tensión esperando el pistoletazo que nos permitiría comer. A estos chavales no les deben de dar de comer en casa, en mi opinión eso de que alguien trae tortilla es un mito.

Más tarde en el karaoke hubo tiempo para cantar reír e incluso en algún caso llorar. Siempre es un gusto ver cantar a Josan, os lo recomiendo encarecidamente.

Acabó tarde la fiesta. Recogimos todo y… cada mochuelo a su nido. Pero ese ESPÍRITU que nos une cada sábado se viene con nosotros y dura toda la semana.

Llevo un par de años fuera del colegio, ahora soy monitor y vuelvo todas las semanas al Club. Eso sí, sigo siendo un zampatortillas.

Cada sábado los monitores nos vamos llenos del espíritu salesiano que ronda por aquí desde hace 34 años. Y, ¿sabéis qué? NO SE ACABA: este es un Club ESPECIAL.

15326519_228827717522818_4319187805335747423_n